Close

Sistemas de TRASVASE


Cabezales de trasvase eléctricos y presurizables para una dosificación controlada de pequeñas cantidades de Nitrógeno líquido.

CryoGas ofrece dos alternativas para el trasvase de nitrógeno líquido desde un recipiente criogénico hacia otro recipiente para su manipulación.

Existen los cabezales manuales. Se debe aportar aire comprimido para generar presión dentro del recipiente. Gracias a la presión generada dentro del deward, el nitrógeno líquido sale por el conducto de forma segura y controlada. Los cabezales de trasvase manuales pueden adaptarse según propias necesidades de cada cliente.

En caso de no disponer de aire comprimido o gas comprimido, CryoGas ofrece el cabezal de trasvase eléctrico de Norhof. Dicho cabezal se suministra con una fuente de alimentación que irá conectado permanentemente hasta que se necesite disponer del nitrógeno líquido.

En caso de necesitar nitrógeno líquido, basta con acoplar dicho cabezal al recipiente criogénico y gracias a una resistencia interna del mismo cabezal, generará suficiente presión para poder transportar el nitrógeno de dentro del recipiente hasta el extremo de la manguera.

Cabezales Norhof

Cabezales eléctricos y/o programables que permiten la dosificación controlada de pequeñas cantidades de Nitrógeno líquido desde gotas hasta 1 litro/minuto.
Opcionalmente, el caudal se puede ajustar desde el mismo cabezal, controlado por sensores, por señal remota o por ordenador.

El nitrógeno líquido fluye sin producir salpicaduras, ni ruido, ni vibraciones.

Cabezales manuales para recipientes Criogénicos

Cabezal móvil con válvula de 3 vías. A Través de nitrogeno gas, se presuriza el recipiente, de modo que la salida del liquido esta controlada. Incorpora manómetro y válvula de seguridad, evitando cualquier daño en la manipulación.

Llenado de contenedores

Para el llenado de otros contenedores se recomienda la utilización de manguera flexible, una pequeña lanza con un asa y un separador de fases en el extremo, con o sin deflector.